No solo dos actores en estado de gracia

Aunque, sin duda, lo más llamativo de este notable film sean las interpretaciones de la pareja protagonista (sin olvidar a un magnífico grupo de secundarios encabezados por el lúcido veterano Bosco), sus virtudes no se quedan ahí. También encontramos un magnífico y arriesgado guión que encuentra siempre el tono y el equilibrio correcto entre drama y comedia y una dirección ajustada siempre al servicio de las necesidades de la historia.

Dos hermanos, Wendy y Jon, tras vivir años separados, se ven obligados a convivir juntos para cuidar de su padre enfermo, Lenny Savage, con el que no se hablaban en los últimos veinte años.

Hay que decir, sin embargo, que estamos ante un film claramente minoritario en su condición de seco estudio de las terribles consecuencias de la decrepitud y de las miserias secretas de la familia. Por ello puede resultar deprimente en muchos momentos, aunque nunca se cargan las tintas melodramáticas y está salpicada de momentos divertidos y, alguno, por parte del impresionante Hoffman, descacharrantes.

Finalmente, indicar que el desenlace es tan esperanzador como realista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest