Gamberra pero no tanto

Vuelta de Raimi al cine desenfado de sus inicios en el que mezclaba gozosamente y sin prejuicios terror y humor. Tantos años alejado de la serie B (La saga de Spiderman y hasta una de beisbol con mi querido Costner) que ha perdido la capacidad de desbarrar lo suficiente. No obstante, hay partes muy divertidas y frenéticas. Lástima que, en ocasiones, intente darle algo de lógica al conjunto y caiga en el aburrimiento

La historia gira en torno a una joven (Alison Lohman) que trabaja en un banco concediendo préstamos hipotecarios y que, tras negar la rehipoteca a una anciana, ésta se venga haciéndola portadora de una maldición.

A pesar de su timidez gamberra, hay partes memorables como los enfrentamientos entre Lohman (desmejorada en algunas escenas, preciosa en otras) y la vieja zíngara.

La obsesión de la peli por el sexo oral es más que evidente. Ambas protagonistas son obligadas a tragar objetos cilíndricos cada vez más grandes a lo largo de la peli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest