Cotidianidad auténtica.

Notable debut en el largo de la sevillana Celia Rico que, tras el interesante y premiado corto “Luisa no está en casa”, continúa con este “Viaje al cuarto de una madre” ahondando en un cine de lo cotidiano que no busca deliberadamente el exotismo que la vida humilde puede despertar entre el público más snob de los festivales, y decide no enfocarse en el tremendismo y los comportamientos más excéntricos.

Por el contrario el guión de la propia Celia está compuesto por pequeños detalles de la vida diaria en la que muchos podremos identificar a familiares y amigos. Sin embargo, el film no se queda en una mera búsqueda de la identificación por parte del espectador respecto a lo que se muestra. Cocinando las relaciones humanas a fuego lento, “Viaje al cuarto de una madre”, va calando gota a gota en nuestro interior hasta revelarse como un film modesto pero perspicaz y emotivo, en el que somos espectadores privilegiados de la evolución de dos mujeres en proceso de cambio.

A todo ello ayuda, de manera indudable, la gran interpretación de la pareja femenina protagonista que transmiten verdad, emoción y cercanía en todo momento.

Puede disfrutar este film en el Kursaal 2 durante el festival de San Sebastián, el sábado 29 de Septiembre de 2018 al que asistí acreditado por alicantemag.com. La película obtuvo el premio del Jurado Joven del Festival

Pin It on Pinterest