¿Estaría dispuesta a hacerle una liposupción a su hijo?

Un pasote, un desparrame. Larry Charles y Sacha Baron Cohen superan los altos límites de incorrección de “Borat”. No dejan títere con cabeza al dar voz y confianza, para que hablen sin pudor, a lo más casposo, cutre y terrible de la sociedad estadounidense.

Tras el éxito mundial de Borat, Sacha Baron Cohen interpreta a un reportero gay, con cierta obsesión por la moda y por el culto al cuerpo. Esto le llevará a parodiar a los diseñadores de alta costura y modelos.

Sólo recomendable para aquéllos que sepan lo que van a ver y estén de acuerdo con, o al menos no rechacen, la cosmovisión y los métodos de trabajo de esta pareja subversiva. El fin puede ser ofensivo para muchos espectadores.

Toda la película es una locura, pero algunos momentos son especialmente destroyer. Ejemplos: los padres de los niños actores dispuestos a que sus hijos hagan cualquier cosa por triunfar, la extrema relación sexual de Bruno con su joven amante oriental o la secuencia con los miembros de un Club de Swingers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest