Estados de ánimo muy chungos

Una cinta climática, de atmósfera opresiva en la que se analiza el páramo emocional en el que habitan tres casi cuarentones a la deriva. Al estilo “Rashomon” se nos narran las tres visiones de la misma noche de farra escapista de unos personajes muy apenados. El director también nos da algunas pinceladas de su vida cotidiana, unas más interesantes que otras.

«After» es la historia de cómo las vidas de Manuel (Tristán Ulloa), Ana (Blanca Romero) y Julio (Guillermo Toledo), amigos desde la adolescencia, se reencuentran una noche de verano después de mucho tiempo, y juntos emprenden un viaje hacia el corazón de la noche, intentando evadirse de sus respectivas vidas a golpe de rayas, sexo y alcohol. Una huida a la adolescencia como única posibilidad para librarse de sus fantasmas. «After» es la última parada, el último bar abierto. El final del trayecto.

Recomendable sólo para aquellos que tengan muy claro lo que van a ver y estén preparados para un film pesimista que da muy mal rollo. Lo que pasa y, en ocasiones, lo que está a punto de pasar crea un desasosiego importante. Y unas preguntas al aire ¿hace falta mostrar tantas rayas de cocaína?, ¿tiene que ser todo tan triste?.

El director de “7 Vírgenes” no alcanza el nivel de ésta. La narración nocturna es brillante en el uso de la fotografía, el montaje y la música (la secuencia en la que los personajes escuchan a Jannette es excelente), pero las vidas por separado interesan bastantes menos.

Willy Toledo está estupendo y los demás no desentonan. Atención a Jesús Carroza que en un pequeño papel vuelve a demostrar su capacidad para parecer muy natural mientras se interpreta (casi) a sí mismo. A este respecto la escena de la PDA, el reloj, y la camiseta amarilla de la tienda de pollos es antológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest