La fórmula que siempre funciona

La cita anual con el amigo Woody. Tras el irregular periplo londinense y la fallida aventura española, Allen vuelve a los terrenos que mejor conoce, las calles neoyorquinas y los extraños, y cercanos a la vez, seres que las habitan. Y nos da una cinta modesta, sin grandes ambiciones, concisa, con unos personajes perfectamente definidos y unos diálogos bastante divertidos.

La película se centra en un excéntrico y maduro hombre de Nueva York (Larry David, co-guionista de «Seinfeld») que abandona su acomodada vida para llevar una existencia más bohemia. De este modo conocerá a una bella joven del sur (Evan Rachel Wood), desembocando todo ello en una serie de enredos familiares y sentimentales.

Sólo para fans de Woody Allen o al menos para espectadores que no odien su cine. Los detractores de Allen por lo menos no tienen que soportar su presencia, pues sigue sin protagonizar sus últimas películas. Los fans disfrutarán enormemente pues estamos ante un film tipo con sus neurosis, miedos y reflexiones de toda la vida.

Destacar a Evan Rachel Wood, como siempre tan perfecta como encantadora. Además llama la atención la saña con la que Woody ataca los fanatismos religiosos, con especial atención a los del Sur de su país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest