Una película consciente de sus limitaciones

Algunas peculiaridades la alejan del tropel de comedias sobre la guerra de sexos del nuevo milenio, estilo “Cosmopolitan” y libros estúpidos de autoayuda. La película es tan consciente de que tiene tan poco que contar y que esto es tan tópico, que prácticamente no tiene trama. Por eso, prefiere acumular una serie de sketches, unos más divertidos que otros. El ingenio verbal del personaje de Butler y la gestualidad natural de Heigl hacen el resto.

Abby Ritcher (Katherine Heigl) es una productora de un programa matutino de TV que tiene problemas para encontrar el amor. Su búsqueda de “el hombre perfecto” le ha dejado soltera y sin esperanzas, y está llegando a pensar que está incapacitada para el romance. A Abby le espera una buena cuando sus jefes deciden que forme equipo con Mike Chadway (Gerard Butler), un rudo personaje televisivo que promete desvelar la cruda realidad del por qué los hombres y las mujeres son como son. Sorprendentemente, Abby contará con la insospechada ayuda de su desagradable presentador, que la asesorará en sus citas, haciéndola pasar por una serie de sonrojantes pruebas para demostrar sus teorías sobre las relaciones. Pero las tretas del hombre les conducirán a un resultado inesperado…

Sólo recomendable para amantes del género de la lucha de sexos artificial y aburguesada. Pero, atención, usa un lenguaje sexual mucho más atrevido de lo habitual en este género tan mojigato.

Precisamente eso es lo más destacable y original. Tema ñoño con lenguaje salvaje. La sombra de Apatow, y su mezcla de diferentes estilos cómicos, es alargada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest