Fallido intento por trasladar al Hollywood actual las premisas y constantes del “polar francés”

Un interesante pero fallido intento por trasladar al Hollywood actual las premisas y constantes del “polar francés”, una variante gala del cine negro americano, caracterizada por los personajes parcos en palabras y gélidos en sus emociones, cuyo mejor ejemplo es El silencio de un hombre (Le samurái) de Jean Pierre Melville con Alain Delon.

Jack es un solitario asesino a sueldo. Pero cuando un trabajo en Suecia no acaba tan bien como estaba previsto, Jack le deja claro a su contacto, Larry, que su próxima misión será la última. Se traslada entonces a Italia, donde se refugia en un pueblecito y empieza a disfrutar de la vida, pero la vida y el pasado salen al encuentro.

Clooney, con su loable afán por abrir nuevos caminos en su carrera e ironizar con su propia imagen, va a acabar de enfadar a sus fans, por lo menos los más acostumbrados a las constantes temáticas y behavioristas de la narración televisiva donde todo parece alternativo y moderno, pero que no deja de ser convencional, coyuntural y de consumo rápido sin relación alguna con el verdadero arte y si con la producción de entretenimiento de consumo.

Sólo desde ese punto de vista alguien puede valorar una canción diciendo que está muy quemada porque se ha pinchado mucho (como si eso dependiera de sus creadores) o decir que una película es muy tópica porque sigue constantes temáticas de un género.

Corbijn se decanta más por su experiencia como fotógrafo que como realizador de videoclips a la hora de enfrentarse a la narración de la historia. Los actores están todos estupendos. ¿Qué falla? El guión, disperso, errante y sin un verdadero eje vertebrador del acción no consigue engancharnos totalmente en ningún momento y camina hacia un desenlace algo forzado.

Aun así, un film recomendable para degustadores de rarezas que, como, en este caso, constituyen un extraño híbrido entre comercialidad y autoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest