UNA LUDICA PATOCHADA   CALIFICACION: 2/5  Gran Bretaña, 2013.- minutos.- Director: Danny Boyle.- Intérpretes : James McAvoy, Vincent Cassel, Rosario Dawson.-INTRIGA.– Me encantan las malas películas rocambolescas, absurdas, con salidas de tono, provocaciones grotescas y digresiones ridículas. Me satisfacen más que las cintas correctas sin un solo error argumental pero que son inertes y no trasmiten […]

UNA LUDICA PATOCHADA 


 CALIFICACION: 2/5 

Gran Bretaña, 2013.- minutos.- Director: Danny Boyle.- Intérpretes : James McAvoy, Vincent Cassel, Rosario Dawson.-INTRIGA.– Me encantan las malas películas rocambolescas, absurdas, con salidas de tono, provocaciones grotescas y digresiones ridículas. Me satisfacen más que las cintas correctas sin un solo error argumental pero que son inertes y no trasmiten ni provocan nada. Si les pasa lo mismo que a mí, quizá disfruten con Trance. Si no, ni se les ocurra…

 Y digo quizá porque el gran problema del nuevo film del pintoresco, por llamarlo de alguna manera, Boyle es que se toma demasiado en serio a sí mismo durante todo el tiempo. Si a mitad de la narración, se le hubiera ido la bola mucho más, el film sería mucho más disfrutable.

Simon, un empleado de una
casa de 
subastas, se asocia con una banda criminal para robar una
valiosa obra de arte. Pero, tras recibir un golpe en la cabeza durante el
atraco, descubre, al despertarse, que no recuerda dónde ha escondido el cuadro.
Cuando ni las amenazas ni la tortura física logran arrancarle ninguna
respuesta, el jefe de la banda contrata a una hipnoterapeuta para que le ayude
a recordar. 

 La cinta une dos argumentos clásicos que parecen irreconciliables: el objeto de valor oculto, cuya paradero sólo conoce uno de los miembros del equipo que lo robó y la utilización de la hipnosis para recordar un hecho vital en la vida de la persona que deriva en un psicoanálisis que afecta a las relaciones entre los personajes. La unión de ambas tramas es lo que hubiera podido dar lugar a una locura absolutamente disfrutable. De todas maneras el momento “cuchilla de afeitar” pasará a los anales del maravilloso desquicie argumental. Eso y la gran sensualidad que desprende la película en todo momento en un contexto de asexuados Blockbusters. Aunque contando en el reparto con Dawson y Cassel hay que ser muy negado para no lograrlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest