UNA VELADA CON PACINO, WALKEN Y ARKIN  CALIFICACION: 2/5  Estados Unidos, 2012.- 95 minutos.- Director: Fisher Stevens.- Intérpretes: Al Pacino, Christopher Walken, Alan Arkin, Julianna Margulies, Mark Margolis, Lucy Punch, Vanessa Ferlito.- COMEDIA.- Val sale de la cárcel tras cumplir 28 años de condena. Doc, su mejor amigo, le espera a la salida para ir […]

UNA VELADA CON PACINO, WALKEN Y ARKIN 

CALIFICACION: 2/5 

Estados Unidos, 2012.- 95 minutos.- Director: Fisher Stevens.- Intérpretes: Al Pacino, Christopher Walken, Alan Arkin, Julianna Margulies, Mark Margolis, Lucy Punch, Vanessa Ferlito.- COMEDIA.- Val sale de la cárcel tras cumplir 28 años de condena. Doc, su mejor amigo, le espera a la salida para ir a ver a Hirsch, otro viejo colega. A pesar de la edad, los tres gángsteres deciden reanudar esa misma noche su vida de crímenes, drogas y sexo. Sin embargo, Doc tiene que hacer antes un trabajo urgente que le ha encargado el jefe de la banda: debe matar a Val para saldar una cuenta pendiente. El dilema es peliagudo, y dispone de poco tiempo para resolverlo.

Semejante argumento se parece mucho a un sueño húmedo de un cinéfilo-mitómano enamorado del nuevo cine americano de los años 70 y 80. Los que pertenecemos a esa desfasa estirpe teníamos claro que, si acudíamos con demasiadas expectativas, el film sólo nos podía decepcionar. Así que mejor era no hacerse muchas ilusiones. Quizá sea esa una de las señas de identidad de la experiencia: no esperar mucho. No te desilusionas pero tampoco te dejas llevar.

El director y el guionista también parecen ser conscientes de esto y no intentan levantar una película importante sino un simple divertimento, una pequeña pieza de cámara con escasos escenarios y algunas localizaciones. Un film modesto pero efectivo que garantiza la diversión en su ajustado metraje, que deja libertad a las estrellas (que ya no tienen nada que demostrar salvo su capacidad para reírse de sí mismos) para hacer su show, divertirse y, en ocasiones, divertirnos a nosotros. Si además, hay certeras reflexiones sobre lo que significa envejecer y el paso del tiempo, pues eso que nos llevamos como espectadores.

Como ocurre en algunas de las últimas películas de Pacino y De Niro (incluidas la que filmaron juntos, Asesinato justo, mucho peor que ésta, por cierto), sus responsables parecen tan hipnotizados por su gigantesca e impactante presencia que parecen olvidarse de cuidar aspectos como la ambientación, las localizaciones y la complejidad narrativa, centrándose, básicamente, en filmar primeros planos de las megaestrellas. Aquí estos defectos son mucho menos graves que en la citada cinta. Se agradece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest