ME DA QUE NO LE VA A GUSTAR A LOS HEAVYS.   CALIFICACION: 2/5   Estados Unidos, 2012.- 123 minutos.- Director: Adam Shankman.- Intérpretes: Tom Cruise, Julianne Hough, Diego Boneta, Russell Brand, Paul Giamatti, Catherine Zeta-Jones, Malin Akerman, Mary J. Blige, Alec Baldwin.- MUSICAL.- Abstenerse cualquiera que no ame el rock comercial de los 80. Yo lo […]



ME DA QUE NO LE VA A GUSTAR A LOS HEAVYS. 


 CALIFICACION: 2/5 

 Estados Unidos, 2012.- 123 minutos.- Director: Adam Shankman.- Intérpretes: Tom Cruise, Julianne Hough, Diego Boneta, Russell Brand, Paul Giamatti, Catherine Zeta-Jones, Malin Akerman, Mary J. Blige, Alec Baldwin.- MUSICAL.- Abstenerse cualquiera que no ame el rock comercial de los 80. Yo lo idolatro y no me llegó a convencer. El musical de Broadway en el que se inpira raya a mayor altura.

Los Ángeles, 1987. Un aspirante a roquero y una chica que trabajan en el mismo club se enamoran y tratan de impedir que el local caiga en manos de unos empresarios y políticos que quieren demolerlo con la excusa de la mala influencia del rock en los jóvenes.

 Como ocurre en la mayoría de los musicales, la trama es intrascendente y la emoción está en los números musicales. Aquí están rodados rutinariamente y las voces dejan que desear, salvo la de Cruise, el único con verdadero carisma de todo el reparto, mientras que Hough y Boneta son tan monos como bisoños y edulcorados para tomárselos en serio. Aunque el objetivo parece ser ése en una operación que tiene tanto de nostalgia envasada como de ridiculización fácil de una época provocativa en cuestiones de sexo y droga.

Si bien es cierto que estamos ante una mezcla de parodia y reivindicación nostálgica de una música, una época y de una psicología y sensibilidad colectivas definitivamente olvidadas para las nuevas generaciones (algunos de cuyos miembros abandonaron la sala durante la proyección, huérfanos de referencias a las que asirse para captar la ironía que recubre toda la propuesta) también la crítica a la hipocresía de los conservadores estadounidenses está bien presente.

Yendo de menos a más, el film acaba obteniendo de manera escasa pero suficiente el objetivo de la diversión y la identificación del espectador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest