Considerada la primera película gore de la historia (¿Quién sabe?) tuvo que ser un shock en 1964, aunque, lógicamente, los límites han sido ampliamente superados con el tiempo. A diferencia del gore actual, el film encierra una verdadera atmósfera malsana y una fuerte crítica social y política contra los puntos oscuros del Sur de Estados […]

Considerada la primera película gore de la historia (¿Quién sabe?) tuvo que ser un shock en 1964, aunque, lógicamente, los límites han sido ampliamente superados con el tiempo.

A diferencia del gore actual, el film encierra una verdadera atmósfera malsana y una fuerte crítica social y política contra los puntos oscuros del Sur de Estados Unidos, un año después del asesinato de Kennedy en Dallas, principal ciudad de uno de los estados sureños, Texas.

DURACIÓN 87 min.
PAÍS Estados Unidos

DIRECTOR Herschell Gordon Lewis
GUIÓN Herschell Gordon Lewis
MÚSICA Larry Wellington
FOTOGRAFÍA Herschell Gordon Lewis
REPARTO William Kerwin, Connie Mason, Jeffrey Allen, Ben Moore, Gary Bakeman
PRODUCTORA Box Office Spectaculars / Friedman-Lewis Productions

GÉNERO Terror | Gore. Serie B. Vida rural (Norteamérica)

SINOPSIS: En un desvío de una carretera estatal, dos lugareños colocan un cartel de desvío, para que un par de coches no sigan su camino y cambien de rumbo. La carretera que los viajeros toman les conduce a Pleasant Valley, un pequeño pueblo sureño que recibe con los brazos abiertos a los seis desafortunados viajeros, a los que nombran invitados de honor de las fiestas conmemorativas del centenario del pueblo. Agasajados con alojamiento y comida gratuitas, deciden aceptar la oferta del alcalde y quedarse en el pueblo. Pero pronto comienzan las suspicacias, y algunos de los viajeros empieza a pensar que la gente del pueblo les oculta algún secreto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest