Un divertido guion con más agujeros que un queso de Gruyere

Un escritor, que sufre una crisis de creatividad, prueba un día una nueva droga que lo pone en condiciones de usar al máximo todas sus facultades mentales; es una especie de píldora inteligente gracias a la cual consigue triunfar en Nueva York. Un poderoso financiero de Wall Street siente una extraordinaria curiosidad por averiguar qué se esconde detrás de tanto éxito…

Película desprejuiciada e inmune a las voces que, entre público y crítica, denuncian el efectismo, la exageración, la falta de rigurosidad… Es decir, todo aquello que hacía tan divertido el cine de décadas pasadas. El cine peliculero, con su propio lenguaje no deudor de otras expresiones de la cultura popular, sino puramente cinematográfico y que, a fuerza de parodias, intertextualidades y revisiones criticas, cada es más difícil de encontrar y de disfrutar.

Técnicamente brillante y competente dirigida e interpretada, sólo se debe comentar respecto a este último aspecto que, los espectadores que acudan atraídos por Robert de Niro se sentirán decepcionados, ya que su presencia en el film es casi testimonial.

Es cierto que la cinta cae en la redundancia y en lo previsible demasiadas veces pero no sería justo dejar de destacar que en otros momentos encontramos originales giros de guión, ruptura de las expectativas del espectador, y negativa a transitar por lugares comunes…un guión indomable.

Lo mejor es disfrutarla y no analizarla al salir del cine. Si no, se comprobará que el argumento no tiene ningún sentido desde los primeros minutos. Eso sí, es lúcida en el análisis de los atajos para alcanzar el éxito, tan de moda en la sociedad actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest