Lo mejor y lo peor de Oliver Stone

El film comienza con una presentación de personajes y ambientes modélica por la claridad de la exposición y por la belleza y el empaque visual insuperable que nos recuerda a las grandes producciones de estudio de décadas pasadas donde se aunaba a la perfección calidad y comercialidad. Stone demuestra que la fealdad visual no es la única manera de filmar la delincuencia. Además, esta preciosista fotografía no es caprichosa sino que forma parte de la narración, ya que refleja la falsa placidez en la que pretende vivir el personaje de Johnson, un budista que se dedica al tráfico ilegal de drogas, metáfora perfecta de nuestros tiempos moñas.

Cuando estalla el conflicto con el cartel mexicano entramos en los territorios de violencia y desolación paisajística propios del autor y evidentes en obras como Asesinos natos. La película cobra entonces una fuerza inusitada y un pulso narrativo impecable al que ayudan notablemente las sobresalientes actuaciones de Hayek y Del Toro. La verdadera y lúcida inquietud de los artífices intelectuales salta a la vista: no hay pueblos más salvajes que otros sino pueblos más sometidos que otros a injusticias, brutalidad y violencia. Cualquiera puede llegar a ser un “salvaje” llevado al límite. La traición, los dobles juegos, la corrupción más extrema y la violencia más descarnada (todas ellas marca de la casa) campan a sus anchas en una parte central muy efectiva.

Sin embargo, como ocurre en parte de su filmografía. Stone no sabe acabar a tiempo sus historias y empieza a dar vueltas y más vueltas a una trama que requería un desenlace más concreto. Aún así, una cinta nada prescindible y totalmente recomendable para los amantes del buen cine comercial hollywoodiense.

Adaptación de una novela de Don Winslow. Dos amigos de Laguna Beach, que comparten novia, se dedican al tráfico de drogas. Un cartel mexicano secuestra a la chica y les exige como rescate todo el dinero que han ganado durante los últimos cinco años. Aunque los jóvenes se muestran dispuestos a pagar, al mismo tiempo, idean un plan para rescatar a la chica y vengarse de sus secuestradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest