Aviso: esto sigue siendo una historia real

Olvidándose de sus veleidades épicas y románticas y dejando a un lado la ciencia-ficción presente en la mayoría de sus trabajos, Bay filma una divertidísima sátira sobre la estupidez que entretiene rabiosamente en todo momento y que sólo peca del sempiterno defecto de Bay: la tendencia a la exageración y la falta absoluta de medida. Así llega a cansar el continuo subrayado en la estulticia intelectual de los protagonistas. Llega a provocar el deseo de gritarle a la pantalla. ¡Bay, no me trates como uno de tus personajes. Ya sé que son estúpidos, no me lo repitas más!

Lo que más inaudito resulta en el film es que todo está basado en hechos reales. Tan increíble son algunas cosas que se narran que, con sarcasmo, el guión nos avisa y recuerda la veracidad de los hechos en un par de descacharrantes situaciones.

Para terminar, destacar la corrección y adecuación absoluta de los actores a sus personajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest