Tras repasar las mejores propuestas ofrecidas por Hollywood en 2009, comentaremos ahora otras películas estadounidenses destacables entre la pléyade de mediocridades que componen las más de 300 películas estrenadas en España este año. Terminaremos el repaso al 2009 con una próxima entrada sobre lo mejor del año lejos de Hollywood. Empezaremos por “Nick y Norah, […]





Tras repasar las mejores propuestas ofrecidas por Hollywood en 2009, comentaremos ahora otras películas estadounidenses destacables entre la pléyade de mediocridades que componen las más de 300 películas estrenadas en España este año. Terminaremos el repaso al 2009 con una próxima entrada sobre lo mejor del año lejos de Hollywood.

Empezaremos por “Nick y Norah, una noche de amor y música”, melancólica crónica de la entrada en la edad adulta llena de perspicacia. También destacar “The reader” la irregular pero interesante cinta que le valió el Oscar a mi idolatrada Kate Wislet y la vigorosa nueva película de Michael Mann, Enemigos públicos, biografía del gánster cinéfilo, Dillinger.

Dentro del cine independiente no se debe olvidar el duro drama sobre la inmigración “Frozen river” ambientado en la otra frontera de USA, la canadiense.

Desde el policiaco nos llegó una convencional pero eficaz muestra en “Cuestión de honor” y la que, posiblemente, sea la propuesta más marciana del año, “Tenderness”, en la que Rusell Crowe tenía un secundario pero importante papel

El cine en apariencia más comercial también aportó más de una sorpresa. Por un lado, “American Playboy”, una inesperada visión cínica y demoledora del oropel yanqui, una comedia, por fin, bien escrita y desarrollada, “Resacón en Las Vegas”, la esperada adaptación de la novela gráfica “Watchmen” resultaba fascinante salvo en su tercio final, el guionista de “Amores perros”, Guillermo Arriaga debutaba como director en “Lejos de la tierra quemada” con una excelente Charlize Theron y Sacha Baron Cohen se superaba a sí mismo en incorrección política con su “destroyer” “Bruno” y “Los mundos de Coraline” era toda una experiencia visual en 3-D

El terror y similares también aportó su granito de arena a la lista de propuestas a tener en cuenta. Dos películas con españoles a los mandos nos hicieron disfrutar de pasar miedo en una sala de cine. Por un lado, “Infectados”, caligráfica muestra de cine de zombies de la mano de los hermanos Pastor. Por otro lado, Collet-Serra volvió a demostrar su dominio de los resortes del terror en la arrebatadoramente inquietante “La huérfana”. Por último, gracias al malévolo guión de Diablo Cody (Juno), “Jennifer’s body” se erigía en bastante más que un vehículo para los indudables encantos de Megan Fox.

La cosecha de los Oscar también aportó obras apreciables como “La duda”, con brillante guión e interpretaciones pero mediocre dirección o “Benjamin Button”, irregular pero con episodios fascinantes.
Por su parte y para acabar, Woody Allen volvió a divertirnos en Manhattan con “Si la cosa funciona”, magistralmente interpretada por la siempre competente Evan Rachel Wood

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest