SIN CONCESIONES NI CAPACIDAD LÚDICA  CALIFICACION: 2,5/5  Estados Unidos, 2014.- 110 minutos.- Director: Michael R. Roskam.- Intérpretes: Tom Hardy, Noomi Rapace, James Gandolfini, Michael Esper, Lauren Susan, Erin Darke, Morgan Spector, Chris Sullivan.- THRILLER DRAMATICO.- Habitualmente llegados al año 3 o 4 de cada década ya podemos definir las tendencias del cine estadounidense de ese […]

SIN CONCESIONES NI CAPACIDAD LÚDICA 


CALIFICACION: 2,5/5 

Estados Unidos, 2014.- 110 minutos.- Director: Michael R. Roskam.- Intérpretes: Tom Hardy, Noomi Rapace, James Gandolfini, Michael Esper, Lauren Susan, Erin Darke, Morgan Spector, Chris Sullivan.- THRILLER DRAMATICO.- Habitualmente llegados al año 3 o 4 de cada década ya podemos definir las tendencias del cine estadounidense de ese decenio. Aparte de las adaptaciones de comics, videojuegos y sagas juveniles literarias que copan el cine más comercial, el cine de carácter independiente y minoritario se define en esta segunda década del siglo XXI por una rigurosidad que camina de manera inversamente proporcional a la capacidad lúdica. Así la primera adaptación cinematográfica que realiza el propio Dennis Lehane (Mystic River, Adiós, pequeña adiós y Shutter Island) de una obra literaria propia es, en mi opinión, la más floja y menos cinematográfica de todas. 

Es cierto que el guión (ganador en San Sebastián) es interesante en diferentes aspectos –uso de la elipsis, ocultación no tramposa de la información y definición de personajes- pero ello no impide que su plasmación en la pantalla resulte carente del necesario ritmo y tendente al tedio en más de una ocasión.

Película atmosférica que parece girar y girar alrededor de un par de situaciones que se van enquistando de manera casi absurda y existencialista constituye una pequeña pieza de cámara que resultará más atractiva para los interesados en narraciones literarias que para los que anden buscando un thriller apasionante y esencialmente cinematográfico.

En Brooklyn, un solitario camarero rescata a un cachorro de un cubo de basura. Sus problemas empiezan cuando aparece el dueño del animal, que es un hombre con problemas mentales y que, además, está involucrado en una conspiración criminal que se planea en el bar en el que trabaja el camarero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest