MEDIOCRE SACAPERRAS CALIFICACION: 1/5 Reino Unido, 2010.- 146 minutos.- Director: David Yates.- Intérpretes: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Alan Rickman, Helena Bonham Carter, John Hurt, Timothy Spall, Rhys Ifans, David Thewlis,.-FANTASTICO.- Exclusivamente para los numerosos fans de la saga de J.K. Rowling. Es evidente que cada generación necesita su propia mitología, una producción cultural que pueda […]


MEDIOCRE SACAPERRAS

CALIFICACION: 1/5

Reino Unido, 2010.- 146 minutos.- Director: David Yates.- Intérpretes: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Alan Rickman, Helena Bonham Carter, John Hurt, Timothy Spall, Rhys Ifans, David Thewlis,.-FANTASTICO.-

Exclusivamente para los numerosos fans de la saga de J.K. Rowling. Es evidente que cada generación necesita su propia mitología, una producción cultural que pueda asumir como exclusiva y excluyente. Harry Potter está a la cabeza para la generación de los nativos digitales, aquellos nacidos después de 1980. La autora, en complicidad con la maltrecha industria cinematográfica, se lo ha montado muy bien, ha alargado hasta la extenuidad esta saga y ha puesto la guinda al dividir la última entrega en dos películas. Como en cualquier serial, la cuestión es obvia ¿Cómo vas a dejar de ver las nuevas entregas, si ya viste las anteriores? Y…venga, a pasar por taquilla.

Es tan claro el alargamiento innecesario que hasta el actor protagonista, Daniel Radcliffe, parece aburrido, muy aburrido en esta película. No me extraña. La obsesión de la autora por llevar a la pantalla grande hasta la última coma de sus libros, genera, más todavía que en ninguna de los films anteriores, una parte central convertida en una especie de limbo en el que no pasa absolutamente nada. Seguramente, en el libro será igual y los fans dirán que la adaptación es la leche por ello, pero considerar que una buena adaptación es una copia exacta del libro es, primero, desconocer que cine y literatura son lenguajes no diferentes, sino opuestos y, segundo, menospreciar el cine como arte subordinado a la literatura y obligado a ser un mero espejo de ésta.

No he leído ni una línea de los libros de Harry Potter. No me siento ni orgulloso ni culpable por ello. El tiempo es limitado y hay que decidir continuamente a qué lo dedicas. Creo que mi desconocimiento de la saga me permite realizar una valoración más libre y desprejuiciada de las películas que ha generado. Para empezar una película que sólo puede entender bien el que ha leído el libro, es una mala película, sin olvidar que es un rollo considerable. Además, no generan en mí, ningún deseo de leerme el libro, sino todo lo contrario. Por último creo que la simplista división que se hace del bien y del mal, además de falsa y manipuladora es dañina.

Por último, muchos conocidos me dicen: “Ya sabes lo que es, al que no le guste, que no vaya”. Estoy de acuerdo. El problema es que su éxito es tan descomunal que copan las pantallas y provocan el retraso de muchas películas que sí quiero ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest