Un pasable entretenimiento veraniego al que le hubiera venido pero que muy bien una generosa poda en la sala de montaje. La consecuencia es que el film está lleno de tiempos muertos y escenas prescindibles. Por tanto, la sonrisa (raramente la carcajada) aflora de manera intermitente y aunque no se puede decir que el tempo […]

Un pasable entretenimiento veraniego al que le hubiera venido pero que muy bien una generosa poda en la sala de montaje. La consecuencia es que el film está lleno de tiempos muertos y escenas prescindibles. Por tanto, la sonrisa (raramente la carcajada) aflora de manera intermitente y aunque no se puede decir que el tempo cómico de los gags sea un desastre tampoco estamos ante el éxito deseado.


HUMOR
PRESCINDIBLE PERO NO VERGONZANTE

Calificación:
2/5



Estados Unidos, 2014.-  120 minutos.- Director: Paul Feig.- Intérpretes:
Melissa McCarthy, Jason Statham, Rose Byrne, Jude Law, Morena Baccarin, Bobby
Cannavale, Allison Janney, Nia Long, 50 Cent. COMEDIA.-  Un pasable
entretenimiento veraniego al que le hubiera venido pero que muy bien una
generosa poda en la sala de montaje. Raramente los grandes de la comedia se
atrevieron a hacerlas de más de 90 minutos mientras que estos nuevos
advenedizos como Feig se van a las dos horas por miedo a ofender al espectador
que valora el cine al peso. La consecuencia es que el film está lleno de
tiempos muertos y escenas prescindibles. Por tanto, la sonrisa (raramente la
carcajada) aflora de manera intermitente y aunque no se puede decir que el
tempo cómico de los gags sea un desastre tampoco estamos ante el éxito deseado.

Aunque no pertenezco al concurrido grupo
de haters de McCarthy (y hasta me parece bonica… ya lo he dicho) hay que
reconocer que le falta un hervor para llevar el peso protagonico, si bien es
cierto que gran parte de su humor es de tipo verbal  y éste se pierde con el doblaje. Sin duda, el
personaje más jugoso es el de Staham que se autoparodia de forma sangrante sin
ningún pudor.

En definitiva, un pasaratos aceptable
que conoce bien los resortes del cine de espías pero que no alcanza su objetivo
de hacernos partir de risa. Vi esta peli como se debe ver, en una sesión
concurrida del día del espectador, para intentar contagiarme del ambiente
receptivo porque no soy de risa tan fácil como me gustaría…y me sorprendí al
descubrir que yo era el que más se estaba riendo. Algo no funciona en este
Espías si eso pasa.


Susan Cooper es una modesta y sedentaria
analista de la CIA y la heroína olvidada de las misiones más peligrosas de la
agencia. Pero cuando su compañero desaparece de la faz de la Tierra y otro
agente se ve envuelto en problemas, Susan se presenta voluntaria como agente
secreto para emprender una misión encubierta en la que se tendrá que infiltrar
en el mundo de un sanguinario traficante de armas para evitar un desastre
mundial.

Pin It on Pinterest