El 18 de Noviembre de 1994 llegaba a los cines españoles, una de las grandes películas de la segunda edad de oro de la factoría Disney, aquélla que inició «»La sirenita» (1989)y que fue seguida por títulos como Aladdin, Pocahontas, El jorobado de Notre Dame y que alcanzó su cenit conLa bella y la bestia […]

El 18 de Noviembre de 1994 llegaba a los cines españoles, una de las grandes películas de la segunda edad de oro de la factoría Disney, aquélla que inició «»La sirenita» (1989)y que fue seguida por títulos como Aladdin, Pocahontas, El jorobado de Notre Dame y que alcanzó su cenit conLa bella y la bestia (1991), film que incluso llegó a estar nominada a mejor película.

Antes de la revolución que supuso Pixar, en los 90 Disney consiguió que cada estreno anual (siempre cercano al día de Acción de Gracias, verdadero inicio de las Navidades en Estados Unidos) se convirtiera en un esperado acontecimiento al que no sólo acudían niños acompañados por sus padres sino multitud de parejas jóvenes, grupos de amigos y adultos acompañando a sus veteranos padres.

El éxito de esta nueva etapa incluso llevó a Hollywood a instaurar el Oscar a la mejor película de animación, que parece que siempre ha estado aquí pero que sólo existe desde 2001 cuando se alzó con él Shrek.

Luego llegó el famoso musical que han disfrutado millones de personas en todo el mundo.

Y por supuesto, Hollywood no dudó en exprimir el fenómeno con un magnífico reestreno en 3-D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Pin It on Pinterest