TAN ANTIGUA QUE ACABA RESULTANDO HASTA ENTRAÑABLE CALIFICACION: 2/5Estados Unidos, 2010.- 122 minutos.- Director: James L. Brooks.- Intérpretes: Reese Witherspoon, Paul Rudd, Jack Nicholson, Owen Wilson.- COMEDIA.– Rectificar es de sabios. En este blog avise de la necesidad de huir de este film por su toxicidad después de ver la primera media hora. Pero hasta […]


TAN ANTIGUA QUE ACABA RESULTANDO HASTA ENTRAÑABLE

CALIFICACION: 2/5
Estados Unidos, 2010.- 122 minutos.- Director: James L. Brooks.- Intérpretes: Reese Witherspoon, Paul Rudd, Jack Nicholson, Owen Wilson.- COMEDIA.

Rectificar es de sabios. En este blog avise de la necesidad de huir de este film por su toxicidad después de ver la primera media hora. Pero hasta el rabo, todo es toro. Decidí darle una segunda oportunidad a la película y no fue en vano.

La primera media hora me siguió pareciendo mala pero no tan horrenda como la primera vez y, conforme avanzaba la proyección, este fallido y decepcionante film me fue cautivando por su aire demodé, por su premeditado anacronismo, por su condición de antigüedad cinematográfica.

Lisa Jorgenson es una jugadora de softball de 31 años que está convencida de que su vida sentimental es un fracaso. Pero, inesperadamente, se verá envuelta en un divertido triángulo amoroso con George, un ejecutivo en plena crisis, y Matty, un jugador de béisbol profesional. ¿Por cuál de los dos se decidirá? ¿Cómo saber qué es el amor verdadero?

Asistir a un film que parece escrito y, si no fuera por los móviles, rodado a finales de los años 70 o principios de los 80 puede parecer ridículo para muchos espectadores, pero a mí me hizo gracia.

Si cambiamos a Reese por Goldie Hawn, a Wilson por Chevy Chase y a Rudd por ¿Burt Reynolds? ¿Charles Grodin? tendríamos la tipica comedieta urbana en la que se mezclan personajes herederos del flower power con los nuevos conservadores de la era Reagan.

Disfruté de un ritmo pausado, de unos personajes con motivaciones de otro tiempo y una estructura de guión del siglo pasado. Tal y cómo está la cosa en el cine actual (Origen, 127 horas) lo prefiero.

James L. Brooks parece tener claro que el es un dinosaurio y que quiere seguir siéndolo. Es tan consciente de ello que hace que el personaje femenino principal no conozca Kramer contra Kramer (paradigma de aquel cine inolvidable basado y centrado en los personajes) y que, cuando le explican el argumento, no parece entender, en absoluto, las motivaciones del personaje de Meryl Streep, que abandona a su hijo para encontrarse a sí misma. LOL!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest