ADUSTA, SECA, TRISTE…EN FORMA Y FONDO CALIFICACION: 3/5  Estados Unidos, 2010.- 114 minutos.- Director: Derek Cianfrance.- Intérpretes: Ryan Gosling, Michelle Williams, Mike Vogel, John Doman.- DRAMA.- Ha tardado más de dos años en estrenarse, a pesar de que obtuvo una nominación para los Oscars, y dos para los Globos de Oro. Una vez vista, entendemos […]

ADUSTA, SECA, TRISTE…EN FORMA Y FONDO

CALIFICACION: 3/5 

Estados Unidos, 2010.- 114 minutos.- Director: Derek Cianfrance.- Intérpretes: Ryan Gosling, Michelle Williams, Mike Vogel, John Doman.- DRAMA.- Ha tardado más de dos años en estrenarse, a pesar de que obtuvo una nominación para los Oscars, y dos para los Globos de Oro. Una vez vista, entendemos este retraso y no sería raro que, si no fuera por la popularidad de su protagonista masculino, nunca hubiera llegado a nuestras salas. Y, ojo, no se debe, en absoluto, a su falta de calidad. Nada más lejos de la verdad. Blue Valentine está por encima de la media del cine americano que llega a nuestras salas.

Sin embargo, Blue Valentine es una de las cintas más incómodas, tristes y poco anti comercial de los últimos años. No sólo por la descripción de la destrucción del amor de una pareja (sería un Dos en la carretera -Stanley Donen, 1967- o Con los ojos cerrados –Richard Brooks, 1969- sin el glamour ni la belleza visual de éstas) sino por la inclusión de duras escenas de sexo triste, realistas peleas y un tratamiento del tema del aborto tan delicado como a la vez descarnado. Además, la estética y el lenguaje cinematográfico que acompaña a la narración es el más adecuado y coherente con lo que se está contando, pero a la vez crea una atmósfera casi irrespirable que lo impregna todo y convierte al film en una experiencia dura sin caer nunca en lo gráfico, evidente y sensacionalista.

Sin duda, lo crea más desazón es, aparte de las memorables interpretaciones –especialmente la de una maravillosa y arriesgada Michelle Williams-, son los flashbacks que nos narran el proceso de enamoramiento de los protagonistas y su inocencia juvenil. La película nos hace recordar de manera vívida la maravillosa y a la vez ingenua idealización del ser amado que cometemos en más de una ocasión. Del contraste entre pasado y presente surge el dolor que trasmite esta opera prima de un director cuya obra habrá que seguir (tiene 3 películas más inéditas en nuestras pantallas). A pesar de que mueva demasiado la cámara.

Después de convivir durante seis años y tener una hija, Dean y Cindy han decidido casarse, pero entonces su amor empieza a desmoronarse. Intentando salvar la relación, Dean propone ir a pasar la noche a un hotel temático, donde eligen la “habitación del futuro”. A partir del futuro, se narra la historia de la pareja desde el momento de su encuentro hasta la irremediable crisis de su matrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest