La que parece gran favorita a los Oscars (con el permiso de Gravity y La gran estafa americana que sólo la superan en una nominación, 10 por las 9 de el film que nos ocupa), tras haber triunfado en los Globos de Oro, se erige como la constatación de un nuevo director que puede darnos […]

La que parece gran favorita a los Oscars (con el permiso de Gravity y La
gran estafa americana que sólo la superan en una nominación, 10 por las 9 de el
film que nos ocupa), tras haber triunfado en los Globos de Oro, se erige como
la constatación de un nuevo director que puede darnos alegrías cinéfilas en los
próximos años si mantiene el nivel demostrado aquí y en sus dos anteriores
obras: la más redonda Shame y la casi inédita Hunger, aparte de numerosos cortometrajes
que habrá que ver.

LAS RAICES DE LA ESCLAVITUD 


CALIFICACION: 3,5/5


Estados Unidos, 2013.-  133 minutos.- Director: Steve McQueen.-
Intérpretes: Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Benedict Cumberbatch, Paul Dano, Paul Giamatti, Lupita Nyong’o, Sarah Paulson, Brad Pitt, Alfre Woodard, Michael K. Williams, Garret Dillahunt, Quvenzhané Wallis.- DRAMA ESCLAVISTA.- ¿Otra película sobre la esclavitud? ¿Nos
pueden contar algo nuevo? Mi respuesta es sí y además hacerlo de otra manera y
con otra perspectiva.
Steve McQueen ha
conseguido que nos lo tomemos en serio con semejante nombre y que nos olvidemos
de que, siendo un británico de raza negra, lleva el mismo nombre que uno de los
héroes e iconos por excelencia de la
America
blanca. Sus dos obras anteriores no tenían
absolutamente nada que ver con su raza pero aquí se decanta por acercarnos al
sufrimiento de los afroamericanos durante el vergonzoso periodo de la esclavitud
legal en los Estados Unidos.
Y lo hace
priorizando el componente narrativo sobre el sensacionalista, sin evitar en
ningún momento las aristas más violentas y humillantes del tema, pero sin
buscar el morbo ni el exhibicionismo. Destacable especialmente es el uso del
sonido con valor dramático
, sobre todo en la larga y dura travesía en barco
hacia el infierno del  protagonista y en
el encadenado entre los pasajes bíblicos declamados por el esclavista “bueno” y
los duros castigos recibidos por los esclavos.


McQueen hace un
exhaustivo y riguroso estudio de las raíces económicas, sociales y psicológicas
de la esclavitud al tiempo que presenta la ignorancia, la envidia y la
mezquindad de los esclavistas enfrentada a la razón y el humanismo de los blancos
contrarios a esta barbarie…blancos que también mostraban un tan profundo como
lógico desconocimiento de la idiosincrasia afroamericana. A este respecto se
aportan datos tan poco conocidos como reveladores.



Por último destacar
que algunos críticos han hablado de una corriente de cine sobre afroamericanos
(Precious, Django, El mayordomo –por cierto, afortunadamente fuera de unos
Oscars que algunas veces no se equivocan olvidando ciertas películas-, Bestias
del sur Salvaje, Criadas y señoras…) que achacan a la presencia de Obama en la Casa Blanca. Me parece mucho
elucubrar
pero habrá que seguirle la pista a esta teoría.
Basada en un
hecho real ocurrido en 1850, narra la historia de Solomon Northup, un culto
músico negro -y hombre libre- que vivía con su familia en Nueva York. Tras
compartir una copa con dos desconocidos, Solomon descubre que ha sido drogado y
secuestrado para ser vendido como esclavo en el Sur en una plantación de
Louisiana. Renunciando a abandonar la esperanza, Solomon contempla cómo todos a
su alrededor sucumben a la violencia, al abuso emocional y a la desesperanza.
Entonces decide correr riesgos increíbles y confiar en la gente menos aparente
para intentar recuperar su libertad y reunirse con su familia.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos: Responsable: Luis Antonio López Belda. Finalidad: Para moderar los comentarios de la web. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Siteground, donde alojo los emails y esta web. No lo guardaré en una base de datos externa, solo en la base de datos de WordPress a través del plugin Gravity Forms. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides. Accede a ellos en el Aviso Legal. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el/la interesado/a.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest